La primera Corrida nocturna en la historia de España, donde no se pedirán los trofeos con pañuelos sino con velas… y muchas sorpresas más.
Se trata de una corrida nocturna a la luz de la velas. Será cada año, un homenaje, a todos aquellos toreros que empezaron su carrera desde la nada, toreando como podían, algunos incluso haciéndolo a escondidas, a la luz de la luna después de caminar largas horas, por aquellas carreteras de España con su atillo y poco más.
El primer premio Candil, no podría recibirlo otro torero, más que Manuel Benítez “EL CORDOBÉS”.