El semanario Aplausos ha dedicado dos números a José María Manzanares, uno a sus estadísticas con una entrevista completa sobre las sensaciones de la temporada en las que el mismo José Mari decía “que no sabe qué hubiera pasado sin las lesiones”, y otro con una portada sensacional que titula de ese modo, “El arte se escribe con M, de Morante y Manzanares. Un precioso artículo del periodista Íñigo Crespo que hace una comparativa estética y de fondo entre los dos toreros.
” De sus muñecas han aflorado muchos de los momentos más bellos de la temporada. Compitiendo entre ellos pero sin hacerlo propiamente, su presencia en un mismo cartel ha provocado que Morante y Manzanares buscaran lo mejor de ellos mismos. Más de una docena de tardes se han visto la cara en un patio de cuadrillas. Dos estilos, dos conceptos, dos artistas y dos genios. El arte en su máxima expresión. El toreo que habita entre la genial improvisación del
sevillano y el rotundo esplendor del alicantino.”

Está ansioso por volver a torear. Hace dos meses que se cortó los tendones de la mano izquierda y desde entonces no ha vuelto a coger una muleta, esa muleta con la que este año ha firmado una de las temporadas más completas. Sólo las lesiones han podido pararle. La luz se ve al final del túnel, si todo va bien el 29 de este mes estará en Quito.