El torero de plata Francisco Javier Amores, más conocido como “Curro Javier”,  de la cuadrilla de José María Manzanares pasará por quirófano ésta misma tarde a las 16.00 en el Hospital Clínica Nuestra Señora de Fátima de Sevilla.

El subalterno sevillano sufre de una hernia inguinal debido a una lesión producida durante la corrida del pasado 16 de marzo en Valencia. El dolor se produjo tras banderillear al quinto toro de la tarde perteneciente a la ganadería de Garcigrande cuando a la salida del par Curro Javier tuvo que saltar al callejón produciéndose así la profusión del contenido de la cavidad abdominal por un punto débil del conducto inguinal.
Desde el día 16 de marzo hasta hoy el torero ha sufrido este dolor y ha querido esperar a finalizar la feria de Sevilla para pasar por el quirófano y así poder acompañar a su matador en los acontecimientos tan importantes que tenía que afrontar. Tras el operatorio, Curro Javier tiene una recomendación de recuperación de aproximadamente un mes aunque la intención de Amores será reaparecer en Jerez el día 10 de mayo.