Dolce & Gabbana ofrece hoy una nueva entrega de su campaña Spring Summer 2015, con el lanzamiento de una entrevista a José María Manzanares en la que las declaraciones del torero alicantino se fusionan con imágenes de gran belleza tomadas durante la sesión fotográfica que tuvo lugar en Milán junto a las modelos Bianca Balti, Vittoria Ceretti, Blanca Padilla e Irina Sharipova. Una magnífica ocasión para transmitir los valores de la tauromaquia, brindada gracias a la generosidad y complicidad de los diseñadores italianos.

En la entrevista José María Manzanares muestra su agradecimiento hacia Stefano y Domenico: “Me han transmitido muchísima confianza, me han dado mucha tranquilidad”. “Ha sido una experiencia buenísima, ambos han entendido perfectamente cómo es mi profesión. Me han respetado en todo momento”. Una experiencia muy enriquecedora que le ha servido para comprobar que “son muy perfeccionistas y exigentes en su trabajo, como yo”.

Profundiza asimismo en los valores del toreo, habla sobre la influencia de su padre, sobre lo que espera de sus hijos y sobre la importancia que la estética tiene para él. En la plaza, explica, “estoy expresando mis sentimientos y mi estética, sino perfecta, sí tiene que ser bella para el aficionado”. Unas declaraciones en las que ha recordado también aquel día en el que se vistió por primera vez con el traje de luces, en Nimes, en 2002, y se ha referido a las condiciones para el toreo: “Cada torero nace siendo torero pero luego hay que buscarse y encontrarse para potenciarlo”.

José María Manzanares ha posado en los últimos años para fotógrafos de gran prestigio internacional como Mario Testino, Bruce Weber, Mert and Marcus, Jean-Baptiste Mondino o Sean Tomas.