El Club Taurino de París otoroga el premio llamado “Encuentro” por el acontecimiento del 30 de abril de 2011 en el que el matador José María Manzanares y el toro de Núñez del Cuvillo “Arrojado” se encontraron en la Real Maestranza de Sevilla para generar la gran obra de arte que permanecerá en los anales de la historia de la tauromaquia.