Manzanares se queda con la miel en los labios en los Campos Góticos tras una gran faena al quinto de la tarde.

El primer en suerte de José María Manzanares salió frio, sin opción de lucimiento con el capote. Durante la faena de muleta, el de Montalvo no terminó de romper. Las embestidas irregulares fueron la tónica y un dispuesto Manzanares  no pudo cuajar una faena rotunda. El público ovacionó su labor. 

Gran faena de José María Manzanares al quinto de la tarde. El torero de Alicante logró cuajar una preciosa faena a un toro de Montalvo al que le sacó todas sus bondades. Repetía el toro y Manzanares ligó en redondo tandas de gran emoción. Con la izquierda dibujó naturales muy despacio que los aficionados de Campos Góticos aplaudían con fuerza. Más de media estocada no fue suficiente para hacer doblar al toro y todo quedó en una fuerte ovación.