El fin de semana se ha presentado intenso en cuanto a triunfos se refiere. Alicante, primera gran cita en la tierra de Manzanares se saldó con tres orejas en una corrida que se quedó en mano a mano con El Juli y que estuvo muy disputada. El juego de los toros en el lote de José María hizo que la tarde estuviera cuesta arriba hasta la salida del sexto, un toro al que cuajó perfectamente por el pitón derecho.

——–
La tradicional corrida de Asprona venía marcada por un cartel mítico que se repetía varias décadas después, Paquirri, Dámaso Gónzalez y José Mari Manzanares. En esta ocasión el menor de Dámaso tomaba la alternativa. José María ha cuajado una gran tarde de toros cortando tres orejas que debieron ser cuatro por petición mayoritaria. Temple, ligazón, clase, empaque, belleza fueron las claves de la faena del primero que además vinieron acompañados de cambios de mano y unas manoletinas muy personales de Manzanares que rubricó con un gran estoconazo. En el último fue haciendo al toro en series cortas para dejar varias tandas con ritmo y ligazón que llegaron mucho al público. Otra estocada marca de la casa y un golpe de descabello que debió la mancha que vio el presidente para no conceder la segunda oreja.