Es aficionado al golf, y nos demuestra que no se le da nada mal, a pesar de una lesión en la muñeca que no le deja ‘patear’ como él quiere. El torero cae ‘en la red de Mónica’ lejos de las plazas de toros.

José Mari Manzanares vive un momento dulce de su carrera. La Puerta del Príncipe, en La Maestranza, y la Puerta Grande, en Las Ventas, se han abierto este año para él. Un sueño para un matador.
Ahora, a disfrutar “porque cuando uno disfruta transmite mucho más al público”. Hablamos con él de rituales, del mundo del toro -“ahora es mucho más abierto”- de la prohibición de celebrar corridas en Cataluña, y de lo que pesa ser hijo de quién es. Pesa, sí, pero también enorgullece.
Manzanares define a grandes toreros y cuenta a Mónica Carrillo a quién recibiría ‘a porta gayola’, o quién le ha dado los mejores capotes en su vida.
Responde a la pregunta que para él nos dejó Dani Martín (¿os acordáis de ella?) y deja él otra para el siguiente invitado o invitada. Una pregunta, por cierto, que tiene mucho que ver con la pasión.