En un momento difícil, los premios ‘Valencianos para el siglo XXI’ distinguieron ayer a notables luchadores contra las dificultades. Este año, la redacción de LAS PROVINCIAS decidió mediante votación otorgar el Guerrer de Moixent en la duodécima edición de esta gala a los medallistas paralímpicos valencianos que participaron en Londres 2012, a la Unidad de Trasplantes de La Fe, a los bomberos y brigadistas de Valencia, al Banco de Alimentos y al torero José María Manzanares. Cinco premios recibidos con cerradas ovaciones de un auditorio repleto, el del Palau de les Arts Reina Sofía.
El matador José María Manzanares, de manos del crítico taurino José Luis Benlloch, cerró el turno de premios. «De lo que más orgulloso me siento es de ser valenciano y estar junto a los premiados de hoy, que son un ejemplo de esfuerzo y tesón», destacó el diestro alicantino. (Diario Las Provincias. Valencia)