El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, ha hecho entrega al matador de toros José María Manzanares el prestigioso Trofeo Manolete que cada año pone en juego el Ayuntamiento de Córdoba en el ciclo ferial de Mayo.

El acto, celebrado en un típico patio cordobés propiedad del consistorio, ha reunido a la gran familia taurina cordobesa integrada por matadores de toros, novilleros, subalternos, empresarios, presidentes y miembros de entidades taurinas y aficionados en general.

En su turno de intervención, Manzanares tuvo palabras de recuerdo para su padre con el que dijo estaba empatado, por lo menos, en conquistar este trofeo. También añadió que no renuncia a conquistarlo en próximas ediciones, y recordó que las faenas de Córdoba fueron de las más importantes que ha realizado en esta temporada.

Tras fotografiarse con los toreros asistentes y departir con los aficionados, el torero y su comitiva se dirigieron a recoger otros premios ya que ha acaparado todos los trofeos puestos en juego en esta edición de la feria.