José María Manzanares corta tres orejas reivindicando el puesto que le corresponde en la SantaMaria de Bogotá. Por segundo año consecutivo corta tres apéndices y sigue sintiendo el calor del público colombiano. Dos faenas distintas pero de gran calado ante una corrida de César Rincón.

Algunos párrafos narran la actuación de Manzanares en Bogotá de este modo: “El toro de Las Ventas del Espíritu Santo cantó su condición de inicio, aunque estaba justo de fuerzas, lo que aprovechó Manzanares en una faena que fue creciendo en intensidad mientras el alicantino toreaba cada vez más despacio, manteniéndolo en inicio para después cuajarlo a cámara lenta, en series de largo trazo y con mucha profundidad. Una estocada puso en sus manos las dos orejas, con la plaza entregada a la labor del alicantino. (Burladero.com)”