BILBAO. Se ha convertido en una de las citas sociales y culturales más importantes de la capital vizcaina. Durante una cena de gala, el hotel Ercilla entregó anoche sus tradicionales premios del teatro, ante más de 500 personas.

En el apartado taurino, la cadena Ercilla Hoteles ha decidido otorgar el trofeo al Triunfador a los matadores Enrique Ponce, El Juli y José María Manzanares por sus “brillantes tardes” de toros durante la Semana Grande bilbaina. El trofeo Arte, Saber y Toros al momento estelar de la feria fue para el diestro Enrique Ponce, mientras que el galardón como Novillero Revelación de la Temporada fue para el torero Juan del Alamo.

Silvia Marsó y José Luis Gil fueron los ganadores de esta XXVII edición en las categorías de mejor interpretación femenina y masculina, respectivamente. Silvia Marsó, la primera mujer que recibió el Premio Ercilla en 1984, repite título por su actuación en la obra Casa de Muñecas tras haberse impuesto en una disputada votación final a las actrices Luisa Martín y Blanca Oteyza.

El actor José Luis Gil ha logrado la máxima distinción del jurado por su interpretación en Ser o no ser, superando a grandes figuras como Carlos Hipólito, Juan Luis Galiardo, Miguel Angel Solá y José María Pou. La actriz Charo López, que en el año 1989 ya recibió el premio a la mejor actriz, fue distinguida también con el premio a la Trayectoria Artística.

En lo que se refiere al teatro vasco, el de Barakaldo recibió el premio a la mejor labor teatral, por programar durante 18 años consecutivos siete zarzuelas por temporada. El montaje Decir lluvia y que llueva, de Gaitzerdi Teatro, fue merecedor del premio a la mejor producción vasca.

El premio al mejor espectáculo teatral fue para el espectáculo musicalChicago, y lo recogió la actriz Marta Rivera. Y el premio a la mejor creación dramática fue para Platonov, del Centro Dramático Nacional. Recogieron el galardón las actrices Carmen Machí y María Pastor.