José María Manzanares, torero innovador en la aplicación de las nuevas tecnologías en el mundo del toreo, será el primer torero en utilizar una ayuda de fibra de carbono.

Carbures, empresa de ingeniería de materiales compuestos, especializada en fibra de carbono es proveedor tecnológico “Nivel 2” de los principales constructores aeronáuticos y ha diseñado y fabricado este estoque dentro de un programa de “carbonización”, es decir, de sustituir los metales por fibra de carbono.

Entre las propiedades que aporta la tecnología de la fibra de carbono a la ayuda destaca la reducción del 75% del peso, el aumento de resistencia hasta tres veces más que el acero e introduce una cualidad rígida y flexible a la vez, ya que le permite doblarse sin romperse.

Para José María Manzanares, “la idea de solicitar una ayuda de fibra de carbono surgió por casualidad y cuando me dijeron que se podría reducir el peso pedí a Carbures que me hicieran una. Obviamente esto no afecta a la lidia pero sí facilita al torero una mejora ya que la muñeca de la mano derecha suele sufrir mucho y la reducción del peso puede ser favorecedora para la recuperación de lesiones sobre todo”.

En este sentido, para el presidente de Carbures, Carlos Guillén, “como empresa de base tecnológica este un ejemplo de I+D que realiza Carbures aunque nuestra actividad principal se centra en el sector aeronáutico y automoción” a lo que añade que “la investigación tecnológica que aporta valor y permite paliar las dificultades es importante para nuestra compañía y en este caso para reducir las lesiones en la mano de un torero, supone una excelente noticia ya que se trata de una lesión común que afecta al 80% de los toreros en algún momento de su vida profesional”.