En la reunión mantenida el pasado miércoles 13 de octubre, el titular de Interior dio el visto bueno para el traslado de la Fiesta al Ministerio de Cultura e incluso trasladó a los matadores que el cambio ya había sido acordado así entre los dos Ministerios. A partir de ahora el toreo pasará a ser reconocido como lo que es, un arte.

Enrique Ponce, El Juli, Miguel Ángel Perera, Cayetano, El Cid, José María Manzanares y Alejandro Talavante, además del abogado Javier Araúz del Robles y Carlos Núñez, presidente de la Mesa del Toro se han reunido por espacio de una hora con el ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, que les manifestó que la Fiesta pasará a formar parte del Ministerio de Cultura, algo que ya habían acordado ambos ministerios en días anteriores. A la conclusión de la reunión, que esta vez sí contó con un protocolo formal -los toreros se fotografiaron oficialmente en el despacho del Ministro y fueron recibidos de manera pública-, tomó la palabra José María Manzanares, que indicó que para que se dé el salto definitivo de Ministerio “nosotros mismos tenemos que terminar de definir varios aspectos de orden interno”.

Para los diestros, este paso “supone que la Fiesta tendrá mayor promoción y rebirá el mismo apoyo que cualquier otra disciplina artistica” señaló un Manzanares que añadió “desde el momento que el público se emociona con lo que somos capaces de hacer en la plaza, somos un arte”.

Los matadores también manifestaron que a partir de ahora será esencial el papel de la Mesa del Toro, con la trabajarán conjuntamente, para delimitar las nuevas competencias en el toreo para que el paso a Cultura sea una realidad en unos meses.