José María Manzanares es protagonista de un amplio reportaje en la revista más importante de la moda,  el Vogue L`Uomo, que tiene una tirada internacional y en la cual José María hace de perfecto embajador de la fiesta de los toros posando para el gran fotógrafo y cineasta estadounidenseBruce Weber con un terno azul rey y con el vestido grana que estrenó el domingo de Resurrección en Sevilla.

El reportaje es una mirada del gran Bruce Weber, fotógrafo de las más grandes campañas de publicidad, que se sintió prendado de la gran imagen de José María tanto del ruedo como fuera de él. Esta no era la primera vez que Vogue contaba con José María ya que en el 2007 otro de los grandes sintió la necesidad de captar a través de su objetivo la mirada del joven diestro, en esa ocasión fue el fotógrafo alemán Peter Lindbergh.

Vestido de torero, con una elegante esmoquin o con un look desenfadado, José María Manzanares posa con total naturalidad en este reportaje en el que además cuenta con un video que muestra entre otros momentos del shooting, el ritual de vestirse de torero. Este reportaje cuenta además con la presencia de la top model polaca Magadalena Frackowiak y ya ha sido visto por millones de espectadores a nivel mundial y ha conseguido acercar un poco más, a traves del respetado fotógrafo y cineasta Weber, el mundo del toro con sus imágenes y los textos de Ernest Hemingway y la entrevista de José María Manzanares donde habla de sus inicios, sus sentimientos, su profesión y la admiración hacia toreros como su padre o Antonio Ordóñez.