José María Manzanares vuelve a puntuar en una de sus plazas talismanes. Tras el triunfo que cosechó el pasado 7 de agosto, el alicantino ha cuajado una tarde sublime, en la que ha cortado cuatro orejas tras dos faenas diferentes pero llenas de personalidad y empaque, en una de sus mejores actuaciones del año. Manzanares en estado puro.