Una cabalgata legendaria, pintoresca y participativa, junto con los vecinos del barrio de Triana de Sevilla despidieron hoy a los Reyes Magos, tras un recorrido por la popular zona donde 20 carrozas, entre las que repartieron numerosos regalos y caramelos, llenaron un año más las calles de “alegría e ilusión”. Manzanares recibió el calor de niños y mayores en todo el recorrido de la Cabalgata de Triana al grito de ¡torero, torero!.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Francisco Silvanez, colaborador de la asociación cultural Ateneo de Triana, destacó lo “especial” de esta cabalgata, sobre todo, en el “ambiente popular” que, además, calificó de “incomparable”.

Como cada año este “desfile de colores” va acompañado de figuras conocidas, quienes representan a los Reyes Magos. En esta ocasión el torero José María Manzanares se convirtió en el Rey Melchor, el actor sevillano Antonio Dechent, protagonista de la serie La Familia Mata, fue durante un día Gaspar, mientras que el humorista de Los Morancos César Cadaval encarnó a Baltasar. Estos, según Silvanez, gozan al estar rodeados “de la gente del barrio”.

Las 20 carrozas repartieron un total de 5.000 kilogramos de caramelos, que han sido reducidos, este año, para aumentar así el número de bolsas de chucherías variadas, de las que se han tirado 25.000.

También, se lanzaron más de 25.000 juguetes pequeños y 3.000 balones, a lo que hay que sumar las aportaciones de los comerciantes. El cortejo estuvo acompañado por 1.150 beduinos, 230 niños y 200 personas colaboradoras que acompañaron a las 20 carrozas que han paseado esta mañana por las calles de Triana.

 

Ver vídeo