José María Manzanares no podrá reaparecer en Las Ventas tal y como estaba previsto ya que durante su rehabilitación y preparación intensiva en los últimos días toreando toros a puerta cerrada sufrió una recaída cuando un toro lanzó un fuerte derrote contra su mano lesionada y al cortarse nuevamente con el estoque en el dedo ya afectado.

De este modo, y con el dolor de su corazón, José Mari no podrá torear en Madrid este año debido a las lesiones que le han apartado de los ruedos durante las ferias de San Isidro y Otoño.