José Maria Manzanares ha salido en hombros en la tradicional corrida goyesca de la localidad malagueña de Ronda tras cortar dos orejas en el cuarto toro, en una faena llena de emoción, en palabras textuales del torero a la radio:

“Es algo muy emotivo, porque es una corrida y una cita a la que tengo muchísimo cariño. Aquí las sensaciones están a flor de piel, y a uno siempre le gusta triunfar y sentirse torero aquí”. “Al toro había que haberle las cosas bien al principio, porque tenía querencia de inicio a tablas y se acostaba mucho. Después, de mitad de faena en adelante, le he intentado ligar más”.