José María Manzanares ha dado el primer paso. Quiere devolver a Castellón el cariño que le ha demostrado desde su época de novillero y, además, lo hará coincidiendo con el 50º aniversario de la alternativa de su recordado padre, el gran maestro, tan querido también en nuestras comarcas. José María se medirá, mano a mano, con Andrés Roca Rey.

Puedes leer la noticia completa aquí