Manzanares corta tres orejas en Almodóvar del Campo.  

José María Manzanares recibió con gusto a la verónica al segundo de la tarde. Midió muy bien la faena y sacó todo lo bueno que tenía el de Juan Pedro. Ligó a cámara lenta muletazos llenos de profundidad y con una calidad superior. Dibujó a su vez naturales largos y llenos de empaque. Una gran estocada fue el punto y final a una gran faena premiada con dos orejas. 

No ayudó el quinto de la tarde y Manzanares puso todo su empeño en que el animal no se parara para conseguir ligar muletazos de gran calidad. Con una suavidad admirable, tiraba de la muleta para cuajar muletazos profundos y con transmisión. El izquierdo no fue el pitón del animal, no obstante el diestro de Alicante consiguió naturales de calidad. Cortó una oreja.