El pasado 18 de Octubre se celebró en Madrid la I Subasta de Grandes Deseos. Los asistentes tuvieron la posibilidad de pujar por lotes de la importancia de una obra de Luis Feito, una visita a la residencia de los Duques de Alba en Madrid, el Palacio de Liria, a ir al desfile de Carolina Herrera en NY o un capite firmado de José María Manzanares.  El capote de Manzanares puso uno de los listones más altos de la noche alcanzando una de las cifras más altas entre los objetos y acciones que se podían realizar por lo que para José María supone un orgullo como torero y hombre ya que con este pequeño gesto ha podido colaborar una vez más en una acción solidaria por el bien de los niños.

También se podrá pujar por cenar con Mario y Alaska, una cena cocinada por el chef Darío Barrio, pasar la noche en el espectacular Hotel de las Bodegas Marqués de Riscal, diseñado por Frank Gehry.
La belleza y el lujo llegarán a la subasta de la mano de un lote de productos de Maribel Yébenes, una sesión en Hedonai o la posibilidad de diseñar una joya con Tous.
Los colaboradores de la Fundación Pequeño Deseo representan a la sociedad española, desde la revista Yo Dona hasta un palco en el Estadio Vicente Calderón, pasando por el Musical My Fair Lady, una tienta en la finca de Espartaco o asistir al Concierto de Raphael, todos han querido poner su granito de arena por esta causa.
El acto fue presentado por Boris Izaguirre y Ana García Siñeriz, y la subasta en sí corrió a cargo de la prestigiosa casa de subastas Sotheby´s.
La subasta Grandes Deseos se realizó a las 21.30h en el Pabellón de los Jardines de Cecilio Rodríguez, en el parque de El Retiro. (c/ Menéndez Pelayo, 67).
Pequeño Deseo tiene como misión hacer realidad los deseos de niños con enfermedades crónicas o de mal pronóstico, con el fin de darles apoyo anímico, porque a veces cumplir el deseo de un niño es su mejor medicina.