José María Manzanares ha sufrido un corte profundo en la mano izquierda mientras pasaba a su segundo toro antes de entra a matar en la inauguración de la plaza de toros de Utrera. A las 00:45 de la noche, los doctores terminaban de operar a José María Manzanares. Tras ser sometido a unas primeras curas en la enfermería de la plaza, ha sido trasladado al Hospital de la Cruz Roja de Sevilla donde ha sido intervenido por el doctor Domingo Jiménez Álvarez.
Manzanares presenta “una lesión de los dos tendones del aparato tensor del dedo pulgar de la mano izquierda. Hemos conseguido reconstruir toda la sutura y se le ha inmovilizado. De momento, deberá estar escayolado durante una semana y luego habrá que poner una férula antes de que empiece la rehabilitación. Va a pasar la noche ingresado”.
El percance ocurrió en las postrimerías del séptimo toro cuando el público, totalmente entregado, solicitaba el indulto de un toro que había sido violento y muy bruto. Después de recibir un aviso, se fue a por el estoque de verdad y en un muletazo para igualar al toro, el animal le lanzó un derrote quedando su dedo entre el pitón y la espada, produciéndose el corte.

De esta manera, Manzanares no podrá torear en Albacete, Valladolid, Arles, Dax, Murcia ni Salamanca hasta ver la evolución.