Manzanares se impone a un toro de muchísimo peligro en su segunda tarde en El Puerto.

José María Manzanares templó con el capote al segundo de la tarde, que comenzó a acusar su falta de fuerza desde antes de su encuentro con el caballo. El de Alicante se fue saliendo despacio a los medios dándole el tiempo y sitio que requería. Logró así ligar tandas por ambos pitones con mucho gusto. Sin terminar de romper ni humillar Manzanares lo toreó a media altura de forma magistral, tapando sus defectos. Fue ovacionado tras una buena estocada. 

Una oreja muy importante cortó al quinto de la tarde, un toro complicadísimo que no daba opción a la duda. José María Manzanares estuvo muy de verdad, exponiendo y con una seguridad aplastante. Se impuso a base de poder al peligroso juanpedro. Lo sometió muy por abajo para que se entregara, pero siempre respondió con violencia.